Entre los días 2 al 8 de octubre de 2005 España ha acogido la 43ª Convención Anual del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) a priori el más importante y riguroso organismo que rige y dirige en buena medida el devenir del Boxeo profesional en todo el mundo.

El hotel Palacio de la Línea de la Concepción (Cádiz) fue sede de esta junta con importantes presencias internacionales, llevada a cabo por el organismo más importante del mundo.  No por casualidad el Titulo de Campeón del Consejo es el mas “Valioso” en el mundo del Boxeo, ya que si es el organismo deportivo mas rígido se supone que sus campeones serán los mejores de todos los organismos existentes… donde quedaron los tiempos donde en cada división solo había un campeón único.

Estas Convenciones se celebran cada año en un país distinto, donde el WBC tiene potestad y es reconocido y en el se tratan aspectos entre gente especializada con el fin de mejorar la competición deportiva y la integridad de los púgiles, donde se exponen ideas para ello.

Con esto no va a ser una batalla floral al WBC y su presidente José Sulaimán, ya que si desde luego han mejorado mucho con buenas y acertadas normas por otro lado muchas veces lógicas normas que contrastan con errores garrafales y algunos de los más vergonzosos episodios del Boxeo, a mi parecer de cuyos hechos prefiero no acordarme al ser más fruto del negocio y lucro propio que del afán por cuidar al boxeador que tanto prodigan.

Este año en la 43 convención que magistralmente acogió La Línea de La Concepción (Cádiz – España), se barajaron varias nuevas propuestas que podrían ser positivas junto con insinuaciones de otras que abortarían en buena medida la emoción de un buen Combate.

Jose Sulaimán el presidente del WBC, propuso que antes de un combate se hagan dos pesajes uno 30 y el segundo 7 días antes del combate, para que las bajadas de peso en breves espacios de tiempo no vengan en detrimento del deportista principalmente y para que la pelea sea lo mas pura e igualada posible.

Otra de las ideas aportadas por el referee Joe Cortez fue la ampliación de 2 onzas de peso para los guantes y así reducir posibles lesiones graves a los boxeadores.

Entre otras ideas también se propuso, el comité de árbitros y jurados, la posibilidad de fallar combates profesionales con una máquina similar a la del Boxeo Amateur, para terminar así con los erróneos resultados debidos a localismos y otros intereses. Personalmente creo que el sistema electrónico no terminaría no con ese problema y que esta no sería la solución, solo otra traba para el transcurso normal de los combates en su planteamiento y desarrollo.

 En definitiva, éxito total de organización corroborado por el propio Consejo mundial con la presencia de algunos de los mas importantes personajes del mundo en la localidad gaditana así la cita para 2006 será en Acapulco.

Entre otros actos se procedió a la un pequeño homenaje a los que ya no están, diez campanadas en recuerdo del periodista Antonio Andere, el campeón del mundo Schmeling, y Juan Pablo II el Pontífice que recibió a Sulaimán como representante del Consejo Mundial de Boxeo y bendijo a todos los Boxeadores del Mundo.

  Al margen del transcurrir natural de la convención no puedo dejar pasar el hecho que una vez más deja a este mi país en uno de los más absolutos ridículos a los que a los aficionados nos tienen acostumbrados.

Sin duda, si hablamos de uno de los organismos deportivos mas importantes del Mundo de todos los deportes visita España no es extraño que los medios de comunicación se hagan eco de la noticia a nivel nacional, por que si medios acreditados cruzan el Atlántico desde Mexico, Argentina, o USA para cubrir el evento los que se hacen llamar periodistas deportivos  de esta nuestra Piel de Toro deberían dar cuenta de un hecho de cierta relevancia ya que Cádiz y España fueron esos días capital mundial del Boxeo.

Lo Cierto es que no busqué esa información de modo meticuloso en todos los medios locales y nacionales, ya que considero que el hecho tuvo la suficiente importancia para ser incluido en las diferentes televisiones a nivel nacional en sus tiempos de deporte, el caso es que una vez más la hipocresía de políticas internas muy propias de tiempos de generalísimos bajitos a lomos de Caballos árabes volvieron a silenciar la noticia, volvieron a censurar el Boxeo, y esta vez puede que llegaran más lejos todavía.

Digo “puede” por que ni siquiera puedo asegurarlo al ser yo víctima de su efectiva censura; ya que a tan importante convención además de políticos locales como es lógico fue formalmente invitado el mejor embajador de España, su mas internacional personalidad querida en todo el mundo. Su Majestad El Rey, Don Juan Carlos I de España como Presidente del Comité de Honor el caso es que ninguna televisión a nivel nacional ha mostrado imágenes ni información sobre la participación del Rey Juan Carlos en este evento, y les aseguro de que miles de personas se sorprenderían de que nuestro Rey apoyara así el noble deporte de los puños también víctimas del progresivo ataque y derribo a este deporte en las ultimas décadas, sería demasiado positivo para nosotros que El Rey presidiera un evento sobre boxeo.

Ni siquiera puedo asegurarles que Don Juan Carlos I acudiera y presidiera la Convención por que los grandes profesiones, los que deciden de que debemos enterarnos y de que no así lo decidieron, lo que si les puedo asegurar es que Su Majestad aceptó amablemente la invitación para estar presente, y aquí esta la prueba que lo demuestra. La repuesta remitida desde El Palacio de la Zarzuela.

Carta de Su Majestad EL Rey
(Necesario PDF)

Y me pregunto: estos medios de comunicación, si realmente El Rey de España acudió, reitero que no lo puedo asegurar por que de ello se han encargado terceros. Esta vez como de costumbre han censurado al Boxeo como ya tienen hábito ¿o inconscientemente también han censurado a su Majestad el Rey?

 Más que en los españoles ya que nos lo conocemos, escribo pensando en los lectores que nos siguen desde el continente Americano, de las redacciones que han enviado gente a España esos días y como verán el tratamiento sufrido en este país, de si son conscientes de la importancia en España de un personaje como el Rey visto desde países que no tienen monarquía, de la situación entre los informadores españoles y el Boxeo de como algunas políticas incluso abiertamente aseguran no publicar nada de boxeo salvo que sea negativo para el mismo; solo escándalos y noticias sórdidas.
 De como aunque la foto de las Azores muy a nuestro pesar nos pusiera en los informativos de todo el mundo, aunque los matrimonios gays pongan a España como país libre y avanzado, aunque fuéramos los primeros en abandonar Irak en lo que era una ocupación ilegal y sin motivo "real", el caso es que los jóvenes vemos con sorpresa como durante la dictadura había unos señores que tijera en mano cortaban literalmente los planos que nos les gustaban, callaban a quien no decía "lo correcto" vemos que esos señores antes con tijera, ahora manejan un ordenador, y como dijo cierto personaje: no andan en montañas muy lejanas.

Lo cierto es que si hablamos de libertad de prensa la cuestión es significativa o casi sangrante en este país.
Según un estudio de “Periodistas sin Fronteras” realizado entre 157 países del mundo España ocupa el puesto 39 del ranking. Pero tranquilos, estamos cerca de alcanzar a Cabo Verde (África) que nos supera en libertad de prensa en el puesto 38 y también a Israel (Territorio Israelí) en el puesto 37. Sin desmerecer a estos países, a priori el contraste es significativo por lo menos como ven en la teoría. Esto ocurre en una lista que es liderada casi en su integridad por países del continente Europeo sobre todo norteños. En una lista encabezada por Europa España es el segundo país Europeo peor colocado. Que triste.

Como siempre digo en reuniones de amigos un día el boxeo ocupara en España el lugar que se merece y entonces veremos aflorar a miles de profesiones especializados en este deporte que ahora mismo no sabemos donde están, mientras no surjan los euros no los esperen ver, y cuando eso ocurra (ojalá ocurra de verdad) tampoco esperen que de verdad amen este deporte, y mucho menos que lo haga altruistamente u objetivamente. Mientras esto no tenga lugar seguiremos contándoselo, aquí desde el suelo con un pie oprimiéndonos la nuez. Para ustedes seré Manuel Lino o simplemente Lino. Para los grandes profesionales que se lucran sin saber lo que es entrenar, sudar, vivir y sufrir boxeo, o simplemente ponerse unos guantes. Don Manuel Lino Pérez.