ANALISEMOS DE SURGIR LO QUE SE ESPERA:
FLOYD MAYWEATHER –VS- OSCAR DE LA HOYA

 

Mientras los aficionados casi en paridad juzgan de segura derrota para el "Golden Boy" de surgir el combate de despedida contra Mayweather, a quien se le considera el mejor exponente de la actualidad, sigo afirmando que Oscar De la Hoya tiene todas las ventajas para ausentarse del pugilismo siendo campeón

El que más se opone a éste posible combate es Floyd Mayweather padre, quien conoce más que nadie las destrezas y dotes de ambos púgiles. Primero forjó desde aficionado a ese espigado boxeador que es homónimo y segundo es el preparador físico-técnico de Oscar de la Hoya por más de tres años.

Combatiendo en la división de los súper wélter (154 libras), las ventajas totales del posible pleito las tiene Oscar de la Hoya y también lo tiene claro el progenitor de Floyd, por conocer que en prontitud están parejos, Oscar aventaja en estatura, peso, extensión de brazos y sobre todo, sin discusión tiene más poder en los golpes que el afamado Floyd Mayweather hijo.

El cambio constante de peso sí hace mella y quedó demostrado en el combate de Mayweather y Zab Judah. Floyd, no lució tan rápido y defensivo como cuando lo vimos contra Arturo Gatti y en 154 libras lo veremos más incómodo e inepto con el mismo veneno en contra (la celeridad), que lo hecho exitoso en los tinglados.

A Oscar de la Hoya, lo hemos apreciado en guerras recordadas contra: Ike Quartey, Fernando Vargas, Félix Trinidad, Julio César Chávez, Pernell Whitaker y Shane Mosley, para mencionar a los principales, a Floyd Mayweather hijo, lo hemos apreciado en combates de claro dominio contra: Genaro Hernández, Ángel Manfredy, Gregorio Vargas, Diego Corrales, Jesús Chávez, Arturo Gatti y Sharmba Mitchell. Sin embargo, lo hemos visto en la candela contra el dominicano Victoriano Sosa, el mexicano José Luis Castillo, (que sigo pensando lo superó en la primera confrontación), Carlos "El Famoso" Hernández, a quien superó por inepto, después de presentarse sin preparación debida y lesionado. Y, por último Zabdiel Judah, después de una derrota desmoralizante ante Carlos Valdomir lo examinó a totalidad.

LA ÚNICA VENTAJA QUE TIENE FLOYD, SOBRE DE LA HOYA, ES CELERIDAD SEGÚN ALGUNOS Y NO ES VERDAD. Y EN EDAD EN EL BOXEO, TODAVÍA ESTÁN MUY COMPETITIVOS: OSCAR TIENE 33 Y FLOYD 29 AÑOS

Los dos lanzan saetas, pero, la diferencia está en que Oscar de la Hoya, te pone fuera de combate con golpes fulgurantes y Floyd Mayweather no. Es más en la competencia de rapidez en su pasado combate contra Zab Judah, más golpes de solidez conectó Judah, que hasta lo derribó y el árbitro no sentenció el apoyarse con el guante en la lona que fue caída por reglamento del boxeo.

Cositas boxísticas que nos dejan claro que Oscar de la Hoya es un boxeador más sólido que Floyd Mayweather y ¿quién más para percatarse de la superioridad que Floyd Mayweather padre que los conoce y los ha entrenado?

Para nadie,- diría yo-, es extraño darse cuenta de que hay marcada diferencia entre ambos púgiles. Floyd Mayweather, no se hubiese quitado la amenaza de Ricardo Mayorga, con la franqueza, dominio y carácter como lo hizo Oscar de la Hoya. Y sé que algunos me contestarán: Son estilos y boxeadores diferentes. No señor, Floyd y Oscar poseen estilos semejantes: el de Floyd, seguidillas de golpes certeros sin pronósticos de definición, cuando todo lo contrario se comprueba en la prontitud del nuevo campeón súper wélter que alcanza por segunda vez el monarcado de las 154 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).


OSCAR, DESEA RETIRARSE COMO CAMPEÓN Y LO LOGRÓ, SI ES SU DECISIÓN. PERO, EL BRILLO DE SU MOTE "GOLDEN BOY" NO LE PERMITIRÁ IRSE, SIN PINTARLE EN EL ROSTRO UNA MASCARA DE ORO FALSO AL NOMBRADO "PRETTY BOY"

Para los que afirmamos que Floyd Mayweather, es la maravilla del pugilismo actual, existe un reto con restricción suprema y es su padre Floyd Mayweather, que le pide desista de ese afán, conociendo mejor que nadie que la aventura es quedarse sin salva vida en el medio del mar. Sabe más que ningún otro que la única vía de superioridad se supone la tiene su hijo en celeridad y Floyd padre, entiende que no. Oscar es mucho más boxeador generalizado por conocer su poder de definición y sin pensar solamente en prontitud. Oscar, es boxeador de mejor asimilación y más completo que al hombre que se le ofrece el reconocimiento de ser: el mejor boxeador libra por libra del pugilismo en el presente.


Me satisfizo el modo de pensar y analizar el pugilismo de Floyd Mayweather padre, que en sus días de boxeador combatió contra "Sugar" Ray Leonard en la década de los ochenta. Quiérase o no, hay diferencias marcadas entre su hijo y el mexicano-americano, que ahora vive una vida marital de ejemplo, más maduro y en la cima como nadie del mundo de los guantes.
 

La fortaleza física y con todos los dotes pugilísticos que lo identifican en la división de súper wélter, veo muy remoto que Floyd Maywether, pueda superar a Oscar de la Hoya. Todo lo contrario, sí me aferro que, hasta por la vía del nocaut lo puede sacar el "Golden Boy", por el rápido ascenso en la báscula de Floyd, tratando de atrapar el lustre de quien pronto se despide del boxeo con ejemplo único y garras de gladiador.

En las tareas realizadas en los tinglados aún estando ambos en juventud: Oscar y Floyd, no hay comparación de liderazgo de uno y otro, Oscar lo supera en todos los sentidos y la búsqueda de una mega pelea la desea más Floyd Mayweather hijo, quien sabe que escenificarla es la única prueba que se establecerá para conocer quién fue mejor del afamado con razón "Golden Boy" y el capaz y reconocido públicamente "Pretty Boy", con su ardid en el pugilismo.

Porque de no darse la contienda, nadie siquiera intentará arrebatarle el imán al hombre que apoyó con firme decisión la lucha y marcha de los indocumentados, subiendo al entarimado para batirse con Ricardo Mayorga con un cinto en la frente identificándose con una causa noble, a un pedido justo que a gritos cobra popularidad y observación de lince internacional a Estados Unidos, país que se cree es más democrático en el mundo.

 

…¡Incorporemos al Boxeo!…

Por Chon Romero

El autor es editor de la revista Guantes y analista boxístico de HBO en español. Además, crítico, defensor, narrador de más de mil combates campeoniles, escritor e historiador de boxeo.