Lunes 16 de febrero de 2004

Bernard ‘Verdugo’ Hopkins afirma que Oscar de la Hoya no pertenece a su elite

Por Ramiro González. La opinión.

  Bernard “Verdugo’’ Hopkins, como quiere que le llamen los aficionados hispanos, es uno de esos peleadores buenos, difíciles y controversiales, que tienen la mala suerte de no estar en los aparadores de lujo como otros que no lo son, pero que por medio de la publicidad han crecido.

Hopkins, actual monarca absoluto de peso mediano, contempla su defensa número 18 (ya tiene 17 y no 16 como se dijo antes) el próximo mes de junio ante su paisano Roberto Allen a quien ya enfrentó dos veces. En la primera el 28 de agosto de 1998, el combate terminó nulo, y en la segunda lo noqueó en el séptimo round el 6 de febrero de 1999.

“Ese es el pleito que viene para mí, esperando con los brazos abiertos a alguien de los ‘grandes’ que quieran hacerme frente’’, comentó ayer Hopkins.

¿Grandes como Roy Jones o James Toney?

Como Roy Jones si, pero Toney ya es peso completo y ahí estaría yo inventando. Una cosa es pelearle a alguien que uno considera vencer para no hacer el ridículo’’.

¿Por qué no subes de división?

“Para qué, ahí no hay nadie de nombre y de hecho no existe interés para el aficionado’’.

¿Qué piensas de Trinidad?

Para mí está retirado. He visto al hombre [‘Tito’] y ya no se le ve el mismo deseo ni el hambre de cuando lo enfrenté la primera vez. Tampoco se lo observé en su última pelea ante Hassine Cherifi, pues luego de ese pleito anunció su retiro con bombo y platillo’’.

“Ahora, si en verdad quiere volver, el mismo contrato que le envió a Oscar de la Hoya nomás que le cambie el nombre [De la Hoya] por el mío y asunto arreglado. Si es posible le peleo en su terreno o donde sea, pero hay que hablar en serio’’.

¿Entonces no crees lo de su retorno?

Definitivamente para mí ‘Tito’ está retirado, y no quiero ya meterme en el argüende que trae toda la prensa sobre su regreso. Cuando Hopkins habla lo dice con claridad, sin pelos en la lengua y por ello algunos promotores y periodistas no me quieren’’.

¿Y sobre Oscar de la Hoya?

Es un buen peleador que ya tiene problemas para dar las 154 libras y sin duda quiere invadir mi territorio de las 160 libras. Algunas veces su gente y él mismo ha mencionado mi nombre como probable rival, pero es nada más para usar mi imagen’’.

“Desgraciadamente Oscar se está metiendo en un terreno muy peligroso donde 160 libras dice mucho. La verdad él quiere retirarse como un campeón en seis categorías que de lograrlo lo convertiría en el único hispano en hacerlo, pero antes tendrá que pasar sobre mí que también estoy ansioso por el apetitoso trofeo que representa su cabeza’’.

¿Le harías el ritual?

“Sin en el futuro logra concretarse la cita, antes de la pelea le ofreceré su última cena como ha sucedido con todos mis rivales. No veo ninguna diferencia pues también es un peleador como todos a los que he enfrentado, y seguiré al pie de la letra con mi ritual’’.

¿Y Fernando Vargas?

Pobre muchacho, lo que debe estar sufriendo con su espalda. Ahora dicen que está más grande que yo [pasado de peso] y ojalá que se recupere, aunque he escuchado que ya no tiene el mismo deseo ni el hambre de antaño’’, puntualizó.

Lunes, 4 de octubre de 2004

Por José Sánchez Fournier, El Nuevo Día.

EL CAMPEÓN indiscutido de los pesos medianos, Bernard Hopkins, felicitó a Félix Trinidad por su contundente victoria sobre el nicaragüense Ricardo Mayorga, y dijo estar dispuesto a concederle la revancha al boricua, siempre y cuando sea bajo términos económicos justos.
"Yo soy el hombre a vencer, estoy en el tope de la montaña, en la cima. Tito y Oscar de la Hoya una vez estuvieron aquí, pero ahora es mi turno", dijo Hopkins, quien hace unas semanas derrotó a De la Hoya y años antes lo hizo con Tito Trinidad.

"Yo estaba allí (en el Madison Square Garden) y me pasé de pie y gritando casi toda la pelea, como todo el mundo. Hay que felicitar a Tito. Vino de un retiro de más de dos años y no escogió a un rival fácil. Esta pelea y mi combate frente a Oscar de la Hoya sacaron al boxeo del estado crítico en que se encontraba. Fue muy emocionante y los fanáticos salieron ganando. Ahora les toca a Shane Mosley, Winky Wright y a los demás hacer lo que Tito y yo hemos hecho, peleas emocionantes que la gente quiere ver", comentó Hopkins en exclusiva a El Nuevo Día.

 

Sobre la posibilidad de volver a enfrentar a Trinidad, Hopkins dijo que le interesa el combate, pero que se debe tomar en consideración su actual posición en el boxeo mundial.

"Yo soy el hombre a vencer, estoy en el tope de la montaña, en la cima. Tito y Oscar de la Hoya una vez estuvieron aquí, pero ahora es mi turno. Estoy dispuesto a pelear con Tito nuevamente, pero no firmaré un contrato leonino con Don King como lo tuve que hacer la primera ocasión", explicó Hopkins, el primer campeón mundial en unificar las cuatro coronas principales del boxeo profesional (AMB, OMB, FIB y CMB).

"Siempre quise darle la revancha, pero Don King y HBO pusieron excusas. Vinieron a hablar conmigo luego de la pelea de Tito con Cherifi (el 11 de mayo de 2002 en San Juan), no antes. Tito quería enfrentarse a mí nuevamente, pero Don King tenía sus agendas escondidas, y no quiso hacer la pelea. King me usó como chivo expiatorio para explicar el retiro de Tito", continuó el veterano campeón.

Sobre su agria ruptura con el promotor de los pelos erizados, el filadelfiano dijo que se encuentra actualmente en una batalla legal con King, pero añadió que no tendría problemas en negociar con éste la revancha frente a Tito.

"Yo escucho todas las ofertas, no soy un tonto. Don y yo nos encontramos en un proceso de arbitraje en corte, pero no dejaré que eso influya en las negociaciones de una segunda pelea con Tito. Si Tito quiere la revancha, su padre y él deben pedírsela a King", continuó Hopkins, quien también dijo que esa es una pelea deseada por la afición boxística.

"Él público debe exigirla. Esa es una pelea que todo el mundo quiere ver. Tito y yo somos guerreros", opinó Hopkins, quien viene de propinarle un nocaut en nueve asaltos a Oscar de la Hoya, el pasado 18 de septiembre en Las Vegas.

Trinidad se midió a De la Hoya cinco años antes, ganando una cerrada decisión dividida en la misma ciudad.

"Todos los caminos dirigen hacia Bernard Hopkins. No son pamplinas, el publico no lo dejará continuar sin que busque la revancha. Yo no voy a llamar a Tito, yo soy el campeón; que ellos me busquen a mí. La pelea es buena para el mundo del boxeo, para los fanáticos", finalizó.

Actualmente, Trinidad tiene un contrato de exclusividad promocional con Don King, mientras que Hopkins es un agente libre, y él mismo maneja su carrera. Ambos púgiles combaten exclusivamente para la cadena televisiva HBO.