Óscar De La Hoya es uno de esos fenómenos que de cuando en cuando aparecen en el panorama mundial como una exhalación de aire fresco, un fenómeno que se va del propio boxeo para ser un ídolo, la mejor representación que podemos tener en este deporte. De raíces mexicanas su padre y su abuelo habían sido boxeadores, y seguramente por la dedicación de su padre que desde los 5 años le inculcó al joven Óscar el amor por el boxeo. Consiguió que ese niño se interesara por este él, y con el paso de los años se convirtió en una joven promesa un vendaval como aficionado y es así como en las Olimpiadas de Barcelona es el único americano en colgarse una medalla de oro en la modalidad de boxeo. Llegaba la hora de saltar a profesional, Lamar Williams cae bajo el poder de Óscar, técnica, velocidad, potencia, inteligencia, piernas...comenzaba otra etapa del boxeo.
 No vamos a negar que Óscar De la Hoya es un magnífico púgil, del mismo modo que no vamos a negar que su carrera ha sido llevada minuciosamente, no se si inteligentemente, pero si
con cierto rigor. Por supuesto que se han seleccionado a sus rivales como a todos las promesas que entran en el profesionalismo, es lo lógico y correcto.
De cierto modo atendiendo al deporte entendido como ahora se hace este caballero se ha convertido en un fenómeno mediático
- deportivo  lo que en Europa es  David Bekcham en América es De La Hoya.
Y es que
ese físico agradable a ayudado a convertirle en los que es, es decir de cierta forma se le ha elegido para ser el centro de un producto de marketing que por supuesto le lucra.
Pero no solo a él, todos nos beneficiamos de su persona por que se sale del estereotipo de boxeador, esa imagen ya ficticia que algunos medios han conseguido con el paso de los años grabar a fuego en la mente de las personas ajenas a este mundo. Pero por suerte gracias a él muchas otras se han fijado en el boxeo o han llegado a el por ese camino. Sobre todo muchas chicas y esto es más importante de lo que nos pueda parecer, la afición femenina es muy importante, clave para la mejora de este deporte.
En él se han dado unas condiciones de
las que personalmente me alegro para que hoy sea lo que es.

 

Para hacer crecer el mito y supongo que parte de ese marketing se nos ha vendido que Óscar era un púgil técnicamente muy bueno y con gran poder en sus puños pero que tenía un defecto; su encaje era limitado, se caía muy fácil. Personalmente nunca me lo creí. Creo que hasta el momento ya lo ha demostrado. Si se ha tenido que levantar de la lona, pero curiosamente ha sido en pesos mínimos, al principio de su carrera. Que a un caballero que encaja la potencia de un superwelter natural lo hayan tumbado en superpluma ¿no tendrá que ver con la experiencia?
 Igual que creo que no encajaría ya la potencia de un peso medio
en un combate duro... Veo difícil que consiga su 6ª corona ante un primera clase como él.

Retomando el dato; haciéndonos creer que
Óscar tenía mandíbula de cristal cualquier victoria tenía una plusvalía, sobre todo cuando se enfrentaba a boxeadores a priori "Pegadores". Por supuesto esos pegadores eran meticulosamente seleccionados pero no se equivoquen. Ya no hay combates amañados, de verdad muchos de esos campeones o ex-campeones podrían haber noqueado a Óscar.

Desde el principio viendo las condiciones de De la Hoya, (1.80 para el superpluma...) se planteó que era perfecto para realizar una gran carrera, para romper records. Se pusieron unas metas y se comenzó a trabajar en tan peculiar cruzada. Para que cara a la galería su record fuera impresionante y por supuesto avanzar profesionalmente quiso enfrentarse a todos los grandes de cada división, boxeadores con nombre. Entonces antes de que se retiraran fue cogiendo a todos esos grandes campeones en los que el se alguna vez se había reflejado y que algún modo veían cerca el fin de sus carreras intercalándolos con aspirantes oficiales.

"Macho" Camacho, y Chávez en dos ocasiones fueron algunos de los cayeron derrotados. Con Chávez hizo dos buenas peleas distintas, la 1º fue Óscar contra un hombre que venía a luchar cortado, la segunda fue mucho más igualada después de las declaraciones de Chávez que molestaron al Golden Boy. Chávez dijo "Basta" y De La Hoya se quedo más tranquilo y vengo quizá así la primera pelea esa que Chávez aseguraba que "no fuera pelea" y quien sabe si también esa Leyenda Urbana  que sobre ambos pesa. Así sus detractores se apoyan en ese tramo para infravalorarle.
Óscar en un principio estaba seguro de retirarse invicto antes de los 30 y con 6 coronas.
No lo ha conseguido. Eso prueba que nadie es intocable.

También se le ha acusado de contar con el favor de los jueces, y será menester reconocer el combate en el que se coronaría campeón superwelter es tema de debate en reuniones de aficionados.
 Contra Whitaker hizo lo que pudo, pero quizá no hizo un combate como para desposeer al campeón de su cetro, el dominio del combate fue del campeón, y Óscar era victima de las artes y artimañas del "General". Se vio la diferencia entre experiencias. Quizá un nulo fuese más justo.
Por supuesto la estrella ascendente era Óscar, y al que ya le tocaba irse era a Sweet Pea.
De la
Hoya es una persona muy inteligente dentro y fuera del ring, pero creo que algunas veces se ha equivocado en ambos sitios.
Todos los aficionados soñábamos con el De La Hoya -vs- Trinidad y yo por supuesto quería ese combate aunque estaba convencido que Óscar caería derrotado por la potencia del Boricua, quizá por esa leyenda del su encaje. Creo que para que ese combate valiera mucho más lo hicieron llegar demasiado tarde. Y para mi sorpresa el angelino fue mucho mejor, me sorprendió gratamente. Pero perdió; no ganó Trinidad si no que perdió él. Óscar se equivocó. No quiero pensar que contara con el convencimiento de que los jueces le dieran el combate a él cuando los últimos rounds decidió que ya había peleado bastante. De esa derrota aprendió más que todas sus victorias. 

Con una derrota no contaba Óscar en sus sueños. Luego vino su lesión y eso le restó mucho tiempo para conseguir sus metas. Se enfrentó a Mosley la primera vez y fue un combate igualado muy agresivo y valiente pero si fue injusto que De La Hoya quitara el título a Whitaker también lo fue que Mosley se lo quitase a él, el tiempo da y quita. Aunque puede que la realidad fuese otra. Al campeón hay que ganarle con claridad, no solo estar a la par y no perderle la cara, ser campeón es algo muy complicado y para desposeer a alguien que lo ha conseguido hay que hacerlo con nítida claridad.
Si con una derrota no contaba; con dos menos... esos planes que tenían ni mucho menos se cumplían al 100%.
Hubo muchos otros grandes combates como contra Gatti, inolvidable contra Quartey, contra ya un mayor "Yory" Boy, e inapelable contra Vargas donde demostró ser mucho mas boxeador y tapo muchas bocas que decían que su mano le daría problemas.  Aprendió que los combates se terminan al final del 12º asalto... Cambió su esquina quizá con vistas a recibir golpes mas potentes trabajó más su defensa y con inteligencia y versatilidad fue cambiando su boxeo para adaptarse al medio y cuando se sintió fuerte quiso vencer a Trinidad, ahí también se equivocó por que después de su 1º combate hubo ya contactos para la revancha y se dice que Óscar declinaba la oferta.



De la Hoya castiga a Gatti. 

Trinidad cayó destrozado por Hopkins y poco después se retiró, aseguró que no volvería e incluso el propio Óscar intentó convencerle durante una larga cena entre ambos para que regresase para la revancha. Tampoco lo consiguió.
El otro hombre que le había vencido era Mosley. Con él si consigue pelear pero vuelve a caer en un combate deslucido donde preocupantemente acabó muy cansado sin ser terriblemente duro.... no le pareció justo el resultado y había asegurado que con otra derrota no tenía sentido seguir.
Son tres derrotas para el que se iba a retirar imbatido.

Con lo inteligente que es este chico lo que deseamos es que se vaya a tiempo y debemos agradecerle su educación, caballerosidad y todo lo que ha conseguido en y para el boxeo así como esos momentos que nos ha hecho pasar. Que no creo que nadie quiera verle arrastrarse por los rings, y que no solo debemos agradecerle sus méritos deportivos, si no que lo realmente importante es la imagen que ha dado como boxeador, esta es la gente que necesitamos en el boxeo, para que personas muy lejanas vean lo cerca que está el noble arte. Gracias Óscar.

Manuel Lino

              Finalmente Óscar De La Hoya se paso al peso medio donde realizó dos combates, el primero contra el joven Félix Strum campeón del medio según la Organización Mundial, donde demostró sus problemas para enfrentarse a púgiles tan grandes. Hizo un mal combate quedando en evidencia en muchas ocasiones ante un europeo, combate que injustamente le dieron como vencedor ya que de ese modo conquistaba su 6º mundial y la figura mediática seguiría sumando enteros. Finalmente el 19 de septiembre de 2004 intenta unificar el mundial del medio con Hopkins, que venia de arrebatárselos a Trinidad. En su segundo combate en el medio cae noqueado de un gancho al hígado ante Hopkins.