Se piensa, que en la actualidad hay atletas que utilizan doping genético y que no pueden ser detectados por los controles antidoping.
    Estas formas de manipulación genética son muy similares a otras, como las que incorporan a través del torrente sanguíneo sustancias como ADN, y están destinadas a aumentar la masa muscular o posibilitar una mayor resistencia a la fatiga.
   Se piensa que esta técnica de doping es imposible de detectar con los métodos actuales de control antidoping, y no hay imaginación de qué manera podría ser detectada esta forma de manipulación genética en los atletas.
   Hay investigaciones que  explican que las sustancias como genes o ADN que utilizan estos deportistas modificados genéticamente, no es necesario que provengan de super genes o personas con especiales características, sino que pueden venir de cualquier persona.

   En los próximos años, se verán otras prestaciones increíbles en el uso de utilización de genes en el área deportiva y la llegada quizás de nuevos records. La nueva técnica está basada en la inyección o la inhalación de genes de otras personas encapsulados en un virus.
   El ADN potenciaría los músculos, los tejidos y las células sanguíneas de los receptores reforzando sus prestaciones físicas, la Agencia Mundial Antidoping (WADA) ya consideró esta tipo de cosas como un doping, pero muchos científicos creen que esto es un error; ellos piensan en su mayoría que primero habría que determinar -ya que todavía es prematuro- si de alguna manera no significa un beneficio desde el punto de vista médico para los atletas o las personas.
   Científicos respetados en el campo de la bioética, dicen que el doping genético es una realidad, que a la vez es un análisis provocativo de la ética del deporte y los valores humanos.
   Se presume que  el doping genético ya es utilizado por algunos deportistas que en los últimos tiempos mantuvieron contactos con expertos en genética.

RQBOXINGINSTITUTE.