Es un axioma que a todo ser vivo le llega su hora, pero en algunos casos la "Dama de la Guadaña" parece venir a destiempo, con ironía demasiado pronto o demasiado tarde... y dentro de esa tardanza dentro de su caprichoso poder innegociable se empeñó en no dejar cumplir su "gracia" a un grande, un gran boxeador, campeón y persona que decía estar convencido de llegar a la centuria de vida pero quizá le tocó vivir demasiado y el día 2 de febrero de 2005 nos dejó para siempre a los 99 años de edad.

Max Schmeling fue declarado mejor deportista alemán de la historia en 1987, Campeón de Europa y del Mundo de los pesados; tuvo que convivir y sufrir con el régimen Nazi, la persecución, la guerra... la manipulación. Ganó al mejor Joe Louis para ser usado por Hitler como ejemplo de raza aria y perdió en la revancha para ser usado por el "País de la Libertad" como la victoria ante el nazismo, ese al que el mismo repudiaba. Como una vez dijo: "Casi me alegro de haber perdido la revancha ante Louis, ya que me ahorré una medalla de Hitler. No quería nada de él...". Tuvo tiempo de vencer a un buen puñado de boxeadores excelentes entre ellos  Sharkey y el mejor peso pesado pesado español ese Paulino Uzcudum que llegó lesionado a esa pelea y resistió todo el combate al alemán. Fue para muchos el mejor peso pesado Europeo de la historia.

El 2 de octubre de 2004 publicamos "Max Schemeling, el campeón Nazi", para recordar la azarosa vida de este campeón con motivo de su 99 cumpleaños. En él recogíamos sus declaraciones sobre su edad y como veía las cosas después de cumplir los 99, esas declaraciones hoy después de su desaparición toman otro cariz, por ello recuperamos este trabajo como mejor tributo al último púgil de una generación portentosa que a buen seguro será noble huésped en el reino de los Cielos. Hasta siempre Maxe.

Leer articulo:  Max Schmeling, el campeón Nazi

Manuel Lino.