(1942-1995)
"El Gaucho de Hierro"

   Nació el 7 de agosto de 1942 en el humilde barrio de "La Flecha" en San Javier, provincia de Santa Fe (Argentina). Su familia se instaló en la capital provincial, afincándose en el populoso barrio "Barranquitas". Pertenecía Monzón a una familia humilde, y para engordar la economía de los suyos siempre trabajó en lo que pudo, incluso de limpia botas en las calles. En su mente siempre estuvo despistar a la pobreza y darle a su familia una vida acomodada.
Carlos Monzón era descendiente de los "mocovíes", una tribu indígena que seguramente le proporcionó a su sangre un arrojo y determinación que forjarían al que iba a ser campeón del mundo del peso medio. Comenzó muy joven en el mundo del boxeo, y antes de pasar al profesionalismo consiguió un record como amateur de 73 victorias, 8 derrotas y 6 nulos. Su debut profesional se produce el seis de febrero de 1963 con una victoria por K.O. Continuó ganando combates hasta que en 1964 llegó su primera derrota a puños de Antonio Aguilar, también pierde otros dos combates de los que se ocupa de vengar enseguida. Después de este tropiezo encadena una serie de 80 victorias consecutivas.

  En los primeros días de septiembre de 1966 vence por puntos a Jorge Fernández arrebatándole el título de campeón de Argentina del peso medio, le es demandada la revancha, y es en esa ocasión cuando se adjudicaría el título Sudamericano del mismo peso. El seis de mayo de 1967 hace nulo frente a Bennie Briscoe en una controvertida decisión, Briscoe era un durísimo púgil que se encontró con gente como Hagler y el propio Monzón, pero fue un hombre tremendamente peligroso sobre un ring. Después de varias victorias frente a púgiles extranjeros como Douglas Huntley, Harold Richardson, y Tom Vetea entre otros se gana por méritos propios el disputar el título mundial. El 7 de noviembre del 70 se enfrenta en el Palazzo dello Sports a Nino Benvenutti, "El Bello Nino".

"Cuando le clavé la mirada estaba pensando:'Esta noche te voy a matar' "
CARLOS MONZÓN, antes de pelear con Benvenutti.

El combate fue del argentino, dominándolo netamente hasta que en el asalto 12 lo caza con una derecha increíble que hace temblar Roma, proclamando campeón del mundo del peso medio por primera vez al "Gaucho de Hierro". Vence por K.O los siguientes tres combates antes de ofrecer al revancha a Benvenutti, hecho que sucede el 8 de mayo en Montecarlo, y Monzón vuelve a derrotar al ex-campeón por K.O en el tercer round. Después de esta victoria sucumben al gran campeón argentino, gente como Denny Moyer, pierde por K.O ante Monzón. Gana a Jean Claude Boutier, Tom Bogs...etc. El 11 de noviembre de 1972 vuelve a enfrentarse al temible Briscoe, en el Luna Park de Buenos aires, y consigue vencerlo por puntos después de 15 encarnizados asaltos. En 1973 vence a Emile Griffith, y Boutier.

Defensa victoriosa Carlos Monzón sobre Emille Griffit, ocurrió en Buenos Aires el 25 de septiembre de 1971 ganó Monzón por K.O en el décimocuarto asalto.

  En una velada organizada por Alain Delón en febrero del 74 destruye a "Mantequilla" Nápoles que decide abandonar en el séptimo round. Tony Mundine, Tony Licata, Gratien Tonna, Rodrigo Valdez caen ante en magnífico púgil argentino, que el 29 de agosto de 1977 anuncia su retirada, con 35 años, y un balance de 102 combates, nueve nulos y tres derrotas, todas a los puntos con 14 defensas del título mundial. A partir de ese momento la vida de Monzón toma un cariz más turbio, como si toda su gloria se terminara con su retirada del boxeo.

   Intentó ganarse la vida con varios negocios, que se derrumbaron como aquellos rivales suyos sobre el ring. Debido a esta circunstancia contrajo importantes deudas, que unido a sus disputas domésticas con su esposa Alicia Muñiz, la madre de su hijo Maximiliano ayudó a que se gestara tragedia. El año 1988 fue acusado del asesinato de su esposa, a la que lanzó desde un tercer piso en Mar de Plata. En 1989, fue condenado a once años de cárcel. Después de cinco años cumplidos, el 8 de enero de 1995 fallece en accidente automovilístico a la edad de 52 años en Santa Fe, cuando volvía a casa para disfrutar de un permiso penitenciario. A pesar de todo Monzón fue y es un ídolo en su país, una persona queridísima que amó Santa Fe, y Argentina tanto como ahora lo quieren a él, una Santa Fe que sigue llorándole... Descase en paz el gran Monzón.

Artículo relacionado
Artículo relacionado II