Desarrollo de la velocidad en los Boxeadores
  Por el profesor Roberto Quesada director del RQBOXINGINSTITUTE.

Desarrollo de la velocidad en los boxeadores
        
Introducción
    El proceso de entrenamiento deportivo requiere de la atención equilibrada a distintos tipos de preparaciones: técnica, táctica, teórica, psicológica y física. La preparación física constituye, en la actualidad, un componente insoslayable si deseamos lograr altos resultados deportivos.
    Comúnmente al analizar el desarrollo de las capacidades motrices lo hacemos longitudinalmente, es decir, comparando los distintos tests efectuados en una capacidad, para determinar si hubo desarrollo, estancamiento o regresión; pero pocas veces realizamos un análisis transversal de las mismas, comparando como pueden influir entre si y cuando llegan a su desarrollo óptimo. En el proceso de aplicación y valoración de los resultados de los tests se utiliza preferentemente el análisis como proceso lógico, pero falta, regularmente, la síntesis y la comparación entre las distintas capacidades.

    Actualmente están definidas dos Escuelas en el BOXEO competitivo mundial a nivel profesional; estas se caracterizan por el predominio de la fuerza junto a la técnica en una (LA ESCUELA EUROPEA) y la preponderancia de la técnica y la velocidad en otra (LA ESCUELA AMERICANA). De acuerdo con los principios del Boxeo, y por las características anatómico-fisiológicas de los boxeadores a nivel mundial, sería más conveniente priorizar el desarrollo de la velocidad durante la preparación del boxeador.

    La velocidad de los movimientos deportivos está determinada por el espacio que recorren los segmentos corporales en la unidad de tiempo utilizada y puede expresarse en m/seg. Es una magnitud vectorial, tiene dirección y sentido espacial.

    En la mayoría de las actividades deportivas la velocidad constituye un elemento determinante del rendimiento, los factores fundamentales que determinan su desarrollo son:
-Rapidez (genéticamente determinada).
-Fuerza muscular.
-Coordinación intermuscular.
-Flexibilidad de los grupos musculares agonistas, antagonistas y estabilizadores del movimiento.
-Equilibrio artromuscular.
-Nivel técnico en la ejecución del movimiento.

    Si analizamos los conceptos de rapidez y velocidad teniendo en cuenta los criterios  sobre capacidades y cualidades motrices, podemos plantear que la rapidez se acerca más a la definición de capacidad motriz; mientras que la velocidad , al depender en gran medida de la técnica y la coordinación de las acciones, se relaciona estrechamente con la categoría cualidad.


Análisis particular de los factores fundamentales que determinan el desarrollo de la velocidad
1. Rapidez
    Está relacionada con el tiempo que demora en realizarse la contracción muscular. Su magnitud es escalar, no tiene dirección ni sentido espacial. Depende fundamentalmente del tipo de moto-neurona que inerve las fibras musculares y determine su especialización en fibras de contracción lenta (ST) o de contracción rápida (ST, tipo I o II).
    El mejoramiento de la rapidez de la contracción, por lo tanto, se puede realizar mediante ejercicios que:
a) Incrementen el reclutamiento de mayor cantidad de células musculares (F.T.) en la ejecución de un movimiento.
b) Garanticen la sincronización de las acciones de las fibras reclutadas en el menor tiempo posible (coordinación intramuscular).
c) No ocasionen la fatiga del sistema nervioso.
d) Incrementen la eficiencia de los procesos anaeróbicos aláctacidos a nivel celular
Por lo antes expuesto se infiere que es conveniente darle un carácter particular al desarrollo de la rapidez, es decir, debe propiciarse el trabajo local en músculos o pequeños grupos de músculos, para que no existan interferencias de coordinación intermusculares o de otra índole que correspondería tratar de forma general con ejercicios posteriores para el incremento de la velocidad.

¿Es conveniente utilizar la carrera de 25 ó 50m con el objetivo de incrementar la velocidad en boxeadores?
    Opinamos que, atendiendo a las definiciones más actuales de capacidades y habilidades, este tipo de carreras entrena la rapidez de los músculos de las piernas, pero sería conveniente utilizar ejercicios encaminados al desarrollo de la rapidez de los grupos musculares de los brazos y el tronco, incluyendo movimientos de giros, para después integrarlos, todos, cuando sea oportuno trabajar las acciones de velocidad.
    La carrera de 25 y 50m junto con otros ejercicios encaminados a lograr niveles de rapidez óptimos, son básicos para el trabajo posterior con la velocidad de las acciones competitivas

2. Fuerza muscular
    En el ámbito deportivo se entiende como la capacidad de producir tensión que tiene el músculo al activarse, como se entiende habitualmente, al contraerse…Desde el punto de vista de la física, la fuerza muscular sería la capacidad de la musculatura para producir la aceleración o deformación de un cuerpo, mantenerlo inmóvil o frenar su desplazamiento.

    Constituye; la fuerza, una premisa básica para el incremento de la velocidad, pero debemos determinar el grado de su desarrollo óptimo que produzcan el nivel de rendimiento más elevado de la cualidad motriz. Está demostrado experimentalmente que el aumento excesivo de la fuerza máxima, así como la hipertrofia transversal del músculo provocan una disminución de la velocidad de los movimientos; producto de que esta:
-Altera los mecanismos de receptación y liberación del calcio por parte del retículo zarco plasmático.
-Modifica el ángulo de actuación del componente vectorial de la fuerza ejercida, apartando la resultante del sistema de fuerzas de la dirección ideal (dirección longitudinal).
El desarrollo de la fuerza máxima hasta ciertos niveles puede condicionar la transformación de fibras musculares IIb (rápidas) en IIa (intermedias). El boxeador podría aumentar su fuerza pero disminuiría la posibilidad de aplicar esta rápidamente.

    Un boxeador no tiene un nivel de fuerza máxima único, sino muchos diferentes en función de la velocidad a la que se mida la fuerza máxima ejercida. La fuerza que no se es capaz de aplicar podemos decir que realmente no se tiene…se definiría como la máxima tensión manifestada por el músculo… a una velocidad determinada.

    La fuerza es relativa a la velocidad a la cual se realice

¿Cuáles son los niveles óptimos de desarrollo de la fuerza y la velocidad, en las distintas divisiones de peso del boxeo, que condicionen el máximo rendimiento deportivo posible?

    Es necesario determinar los niveles óptimos de desarrollo de la fuerza para cada división e incluso por boxeador, de acuerdo a las características individuales y de su pegada..

3. Coordinación intermuscular
    La coordinación depende fundamentalmente de la plasticidad que posea el sistema nervioso central para variar rápidamente los procesos de excitación e inhibición (contracción y relajación) según las condiciones cambiantes del medio exterior que determinan la acción. Está muy relacionada con la capacidad del boxeador de asimilar, perfeccionar y variar las técnicas de ejecución de los movimientos tanto ofensivos como defensivos.

    La velocidad de una acción se ve limitada por factores relacionados con la coordinación; estos son:
-Activación de grupos musculares que no deben intervenir en el movimiento.
-Incorrecta sincronización en la relajación-excitación de los grupos musculares agonistas y antagonistas que intervienen en la acción.

    Matveev (1983) plantea "… el desarrollo dirigido de las aptitudes de coordinación…es uno de los aspectos determinantes del perfeccionamiento deportivo del cual depende, ante todo, en nivel de maestría técnico-deportiva,…la especialización constante de forma de movimientos standards dará lugar a hábitos motrices retrógrados y a la disminución de la posibilidad… de reconstruirlos y renovarlos…puede surgir una especie de barrera de la coordinación, muy difícil de superar en los casos cuando coincide con la barrera de la velocidad".

¿Qué es más conveniente para el desarrollo de la velocidad en el boxeador?
I-Desarrollar la coordinación mediante los ejercicios propios de velocidad.
II-Desarrollar la coordinación de grupos musculares particulares y después integrarlos al movimiento especial.

    Opinamos que es más conveniente desarrollar la coordinación en grupos musculares particulares y después, paulatinamente, integrar los aspectos desarrollados, a movimientos complejos y más tarde al gesto técnico.

Recomendaciones a tener en cuenta para desarrollar la coordinación intermuscular.
-Se deben integrar en los ejercicios varias capacidades de la coordinación como son el ritmo, el equilibrio, la orientación, etc. pero siempre estos ejercicios deben perseguir objetivos concretos y conscientemente planificados.
-Otros medios importantes que deben ser introducidos en el desarrollo de la coordinación pueden ser diferentes tipos de juegos como son los simples, sensitivos, de precisión y coordinación, etc.
-Variación del tiempo de ejecución, aquí se refiere a la ejecución de una serie de ejercicios en un menor tiempo al establecido o pedir ejecutar un movimiento con una velocidad superior a la usual.
-Ejercicios con bloqueos de la información: ejemplo una proyección con los ojos vendados etc.
-Dentro de los ejercicios de coordinación no pueden faltar el uso de deportes complementarios. Fundamentalmente los juegos deportivos.
-Combinación de varios movimientos sin pausas, estos ejercicios permiten comprobar el grado de desarrollo de estas capacidades de forma fina, ya que cualquier fallo en el dominio de un movimiento sencillo no permite continuar ejecutando una combinación.

4. Flexibilidad
    La flexibilidad desde el punto de vista físico, es la cualidad de los cuerpos para flexionarse y recuperar su forma inicial sin quebrarse. Como capacidad motriz constituye la posibilidad de las estructuras artromusculares para realizar movimientos de gran amplitud sin ocasionar lesiones.

    En la realización de un movimiento intervienen grupos musculares agonistas, antagonistas y sinergistas. Los músculos agonistas ejecutan la fuerza en el sentido del movimiento, los antagonistas amortiguan la acción y los sinergistas la estabilizan. Si los músculos amortiguadores y estabilizadores son incapaces de extenderse con la facilidad que requiere el movimiento; la velocidad del mismo se afectará.
   Al valorar la importancia de la flexibilidad como capacidad motora se señala que esta cualidad incrementa las posibilidades de otras capacidades motrices como son; fuerza, velocidad y resistencia.

5. Equilibrio artromuscular
    El equilibrio en el desarrollo de los grupos musculares, que rodean una articulación, determina la relación armónica entre las superficies articulares y la funcionabilidad de la misma.
    La inexistencia de equilibrio artromuscular trae, en el boxeo, las siguientes consecuencias:
- Lentitud en la realización de los movimientos, si el músculo agonista tiene menos fuerza que el antagonista.
 - Pueden surgir lesiones, si el músculo agonista tiene más fuerza que el antagonista.
 - Falta de coordinación, en el movimiento, si los grupos sinergistas (estabilizadores) son demasiado débiles o excesivamente fuerte.

    A partir de estas consideraciones el entrenador de boxeo debe preguntarse:
¿Se tiene en cuenta, durante la preparación del boxeador, la relación cuantitativa óptima entre la fuerza de los grupos musculares que rodean las articulaciones? 6. Nivel técnico en la ejecución del movimiento.
    Que se entiende como técnica en el deporte:
Es el modelo ideal de un movimiento relativo a la disciplina deportiva, en nuestro caso el boxeo. Es también la realización del movimiento ideal al que se aspira, es decir, el método para realizar la acción motriz óptima por parte del deportista, en nuestro caso el boxeador.
    La acción motriz óptima está determinada por la eficiencia de los movimientos dirigidos al cumplimiento de un objetivo. La perfección técnica permite:
-Recorrer menos espacio en la ejecución del movimiento.
-Utilizar menos fuerza.
-Demorar menos tiempo al realizar la acción.

    El dominio de la técnica de un movimiento permite la eficiencia durante su ejecución y por consiguiente que aumente la velocidad durante su realización.

    Se ha demostrado que la eficiencia técnica de cada movimiento permite economizar y racionalizar esfuerzos, lo que garantiza realizar los movimientos en menos tiempo y con un menor gasto energético. Por lo que surge un problema que debe ser resuelto, si se aspira a lograr altos resultados en el boxeo actual; este es:

¿Qué relación debe existir en el proceso de entrenamiento entre el tiempo y los contenidos dedicados al desarrollo de la capacidad rapidez, la cualidad velocidad y las habilidades técnicas?

    No puede existir una formula general para establecer la relación, durante el proceso de entrenamiento, entre el tiempo y los medios dedicados al desarrollo de los aspectos mencionados. El entrenador, para eso, debe valorar las particularidades individuales del boxeador en cuanto a necesidades previamente determinadas por un sistema de pruebas.

    Resumiendo los aspectos anteriormente tratados podemos concluir que:
La rapidez es conveniente entrenarla mediante movimientos de grupos musculares particulares; para no introducir factores que puedan entorpecer la realización de las acciones.
    Sobrepasar los límites de desarrollo óptimo, de la fuerza, limita la velocidad de los movimientos.
    La hipertrofia transversal excesiva de un músculo limita la fuerza y la velocidad en los movimientos determinados por este, mientras que la hipertrofia longitudinal del músculo propicia la fuerza y la velocidad de las acciones del mismo.
    El trabajo combinado de fuerza y flexibilidad propicia la hipertrofia longitudinal del músculo.
    Utilizar de forma desmedida los métodos de repetición estándar, de los movimientos corporales, ocasiona el surgimiento de barreras en el desarrollo de la coordinación y la velocidad.
    Deficiencias en el desarrollo de la flexibilidad en la estructura artromuscular ocasiona el frenaje del movimiento con la consiguiente disminución de la fuerza y la velocidad de la acción.

    La estructura artromuscular desequilibrada en su componente muscular provoca:
-Disminución de la fuerza y velocidad de las acciones.
-Lesiones; al ocasionar roces de las superficies articulares.

    El aumento de la velocidad de los movimientos es proporcional al dominio de la técnica.
    El nivel de rapidez que puede alcanzar un boxeador está determinado genéticamente. Esto no quiere decir que no sea necesario su entrenamiento para lograr los niveles adecuados a cada boxeador.

Recomendaciones
1) Entrenar la rapidez; utilizando ejercicios que impliquen la menor cantidad de grupos musculares posibles.
2) Determinar los niveles de fuerza óptima; individualmente por boxeadores y para cada categoría de peso.
3) Propiciar la hipertrofia longitudinal de los músculos mediante la combinación de ejercicios de fuerza y flexibilidad.
4) Después de estabilizar los hábitos motores, utilizar métodos de repetición variables, y sparrings; para impedir el surgimiento de barreras en la coordinación y la velocidad.
5) Determinar, mediante tests particulares, la fuerza de los músculos que rodean las articulaciones con el objetivo de corregir los desequilibrios que puedan existir.
6) Propiciar la flexibilidad óptima de los grupos musculares flexores, extensores y estabilizadores para garantizar la armonía durante los movimientos.

Seguir el orden metodológico para el desarrollo de la velocidad que ha continuación proponemos:

1º Ejercicios que impliquen segmentos corporales contenidos en el movimiento técnico.
2º Movimiento competitivo.

RQBOXINGINSTITUTE