Beneficios del entrenamiento en altura en el Boxeo. Como llevar el entrenamiento en altura en el Boxeo.
  Por el profesor Roberto Quesada director del RQBOXINGINSTITUTE.


BENEFICIOS DEL ENTRENAMIENTO EN ALTURA
El hecho de entrenar en un centro situado en lo que se denomina altitud moderada implica una serie de cambios en el ambiente que rodea al boxeador. Dichos cambios pueden ser aprovechados y pueden dar lugar a una serie de adaptaciones o situaciones beneficiosas para la preparación de dicho boxeador como podrían ser:
1.- Aumento de los glóbulos rojos y la hemoglobina. Es posiblemente la más clásica de las adaptaciones inducidas por la altura. Jugaría un papel importante en la mejora de la capacidad aeróbica o de resistencia..
2.- Mejoras en la capilarización del músculo. Se ha visto que entrenar en altura aumenta el número de capilares por mm2 de sección del músculo. También disminuye la distancia entre el capilar y zonas de la fibra muscular dónde se utiliza el oxígeno, lo que redunda en una mayor facilidad para la llegada del oxígeno a dichas zonas.
3.- Mejoras en la maquinaria enzimática del músculo. El entrenamiento en condiciones de hipoxia ha mostrado mayores aumentos de las enzimas oxidativas (enzimas de la vía aeróbica) que el mismo entrenamiento en condiciones de normoxia.
4.- Mejoras en la ventilación. Durante estancias en altitud se han mostrado valores de ventilaciones máximas mayores que los alcanzados a nivel del mar.
5.- Mejoras en la capacidad tampón del músculo. El entrenamiento en altura permite mejorar la capacidad de tamponar la ácidosis provocada por la producción de ácido láctico en la fibra muscular. Esto conlleva que se puedan alcanzar mayores concentraciones de ácido láctico y por tanto realizar un trabajo anaeróbico de más alta intensidad o durante un tiempo más largo.
6.- Mejores condiciones ambientales. Los centros de entrenamiento en altura están situados en zonas de montaña donde el aire es más limpio y fácilmente respirable (al ser menos denso). Además en determinadas épocas, como el verano, tiene unas condiciones de temperatura y humedad que facilitan la realización del esfuerzo que supone un entrenamiento de alto nivel.
7. Mayor aprovechamiento del tiempo. En altura, incluso en reposo se está entrenando. En estas condiciones se pueden lograr más adaptaciones en un periodo de tiempo más corto. Esto puede ser de especial interés cuando el tiempo apremia (tras una lesión, o en los cortos entrenamientos de los profesionales). 8.- Ambiente psicológico/de convivencia más favorable. En lugares como Sierra Nevada, el Otomi, etc la tranquilidad y belleza del entorno facilitan la concentración necesaria para un buen entrenamiento y posibilita un alto nivel de convivencia entre los miembros del equipo de entrenamiento.
9.- Añadir nuevos estímulos al entrenamiento. En la elite boxística se pueden producir estancamientos, y es necesario incorporar nuevos estímulos para seguir obteniendo mejoras en el rendimiento. El entrenamiento en altura puede ser la solución.
 
COMO LLEVAR EL ENTRENAMIENTO EN ALTURA  
1.- Programar el entrenamiento en altura. No se debe subir "a ver que pasa". El entrenamiento en altura es complejo y debe ser minuciosamente preparado. Como regla general no se deben abordar entrenamientos que no se hayan probado "abajo", y la primera subida debe ser en fase de preparación general y sin grandes exigencias.
2.- Incluir un trabajo de preparación previa y otro de readaptación posterior en la planificación del entrenamiento en altura. El entrenamiento en altura comienza antes de subir y continúa una o dos semanas después de bajar.
3.- Trabajar con boxeadores en perfecto estado de salud y forma. Un boxeador que padezca alguna patología que merme sus facultades o se encuentre sobreentrenado no va a ser capaz de asimilar la sobrecarga de la altura y sólo empeoraremos su situación.
4.- Respetar las fases de adaptación a la altura (3-6 días), incremento de la carga y disminución final de la misma. Esto debe ser individualizado para cada boxeador (exigencias fisiológicas), tipo de concentración (pretemporada, precompetición,...) y boxeador (según su nivel y estancias previas)
5.- Cuidar de manera especial la nutrición. En especial en la altura hay que prestar una especial atención a la hidratación (entre 4 y 6 litros diarios), no restringir el consumo de sal. Algunos suplementos tienen una especial indicación en altura (hierro y Vitamina C desde 1-2 semanas antes de subir y Vitamina E a dosis de 200-500 mg/día desde un par de días antes de la subida).

6.-Programar qué cualidad se quiere trabajar, a veces querer hacerlo todo nos lleva a no conseguir nada. No es lo mismo una subida para entrenar resistencia (3-4 semanas baja intensidad) que para entrenar sistemas anaeróbicos (estancias cortas con alta intensidad).
7.- Reforzar las medidas de recuperación: descanso (al menos hay que intentar conseguir 8 horas de sueño reparador), estiramientos, sauna, hidromasaje, masaje, etc. El sistema locomotor suele sobrecargarse y si no hacemos esto, no es difícil que reaparezcan lesiones de sobrecarga.
8. Realizar algunos entrenamientos a las intensidades "reales", bien con trabajos cortos y largas recuperaciones o con esporádicos desplazamientos a alturas inferiores. Así los patrones neuromusculares no se verán afectados.
9.- Controlar científicamente las intensidades de los entrenamientos y la asimilación de las cargas. Las referencias de "abajo" no son siempre válidas y es fácil cometer errores si el entrenamiento se controla por "sensaciones" del boxeador o del entrenador.
10.- Tomarlo con calma y asesorarse por especialistas. En altura el organismo está "trabajando" (creando adaptaciones) incluso cuando está parado, y hay que ir sometiéndolo a las cargas con mucho cuidado.

RQBOXINGINSTITUTE