Funciones de la capacidad de resistencia en el Boxeo
  Por el profesor Roberto Quesada director del RQBOXINGINSTITUTE.

 

Introducción

La resistencia tiene diferentes funciones en la práctica del boxeo. La particularidad de verla como tal en el boxeo, es un factor decisivo. Sobre todo es importante si se observa la forma de realización del ejercicio básico: cíclicos, acíclicos, continuos o interválicos, con mucha o poca intervención de la fuerza o de la velocidad de movimientos (frecuencia) o si se presencia una concentración elevada o baja. Por tanto se evidencia que no puede existir un concepto universal de la resistencia, puesto que la particularidad de la carga crea varios perfiles de manifestación (tipos de resistencia) .

Por lo que podemos plantear algunas funciones de la resistencia antes de someternos a dar nuestra opinión acerca de un enunciado (no concepto) de esta capacidad:
1-Mantener durante un máximo de tiempo posible una intensidad óptima de la carga (los deportes ciclicos, etc.)
2-Mantener al mínimo las pérdidas inevitables de intensidad cuando se trata de cargas prolongadas (maratón, etc.)
3-Capacidad de soportar las cargas cuando se planificó un volumen alto de trabajo o en competición (decatlón, deportes colectivos, etc.)
4-Como forma de recuperación rápida frente a las cargas de entrenamiento
5-Fortalece la estabilidad de la técnica y de la capacidad de concentración en deportes de alto grado de dificultad (clavados, patinaje, tiro olímpico, etc.)

Otro elemento es la resistencia como componente básico de la condición física (no independiente)

Ejemplo:
Fuerza:
Fuerza-resistencia

Velocidad:
Velocidad-resistencia

No podemos olvidar que la resistencia tiene varias vertientes:
-Energética
-Coordinativa
-Biomecánica
-Psicológica

De esto se desprende un concepto que puede, según lo planteado anteriormente ser demasiado estrecho en la aplicación práctica deportiva.

Resistencia = resistencia al cansancio + rápida recuperación
Sin embargo, deseamos analizar otros aspectos para de hecho enfocar de manera más objetiva el análisis de las formas más generales de entrenar esta capacidad, muy importante en el boxeo.

Todo ejercicio competitivo requiere de una elevada manifestación de las capacidades básicas: nos referimos a la Fuerza y la Velocidad. Todo resultado en la dinámica de ejecución de un deporte dado (cíclico y acíclico o de ciclos combinados) requiere de ambas capacidades. El efecto cansancio o poca recuperación producto de deficiente proceso recuperativo, trae como consecuencia la pérdida de la efectividad de una u otra capacidad y con ello de la eficiencia del ejercicio, lo que nos lleva a pensar en que mantener esa eficiencia por mayor tiempo durante el gesto deportivo presupone dos cosas:
1-Mantener un alto nivel de velocidad de movimientos
2-Mantener una alta manifestación de fuerza muscular

Por tanto en este caso se pudiera plantear que : Resistencia en el deporte = resistir ante la aparición de la fatiga manteniendo una alta velocidad y una elevada capacidad de fuerza durante la ejecución del gesto deportivo dado.

Medidas metodológicas alternativas
En el entrenamiento deportivo (específicamente en el trabajo de resistencia) se han establecido otras formas que en lo esencial no son métodos, pero que en realidad son algo más que formas de entrenamiento (combinación de métodos + ejercicios).

Las dos versiones más importantes son:
1-El entrenamiento en altura
2-El entrenamiento bajo condiciones con dificultad adicional

1. El entrenamiento en altura
Se debe diferenciar ambos trabajos. El que pretende mejorar la resistencia en zonas bajas (1500, 1800 m) o si el objetivo es desarrollar la resistencia en alturas (1800, 2000 m).
El segundo caso es imprescindible que se planifique en periodo de entrenamiento en zona alta para que se consigan adaptaciones del rendimiento bajo esas condiciones.
La duración de este periodo debe ser entre tres y cinco semanas (observación de altitud). Sólo en este tiempo se consiguen los procesos esenciales de adaptación.
Para adaptación a alturas superiores a los 2000m (5000m) se necesitan hasta nueve meses.
Las alturas entre 1800 y 2000m se consideran en la metodología del entrenamiento las idóneas para preparar a los BOXEADORES para competiciones en zonas a nivel del mar. La falta de oxígeno más la temperatura y la humedad ambiental permiten trabajos con carácter sistemático; lo que presupone se observen determinadas reglas:
a) Un entrenamiento en la altura presupone la existencia de un proceso de preparación anterior en zonas a N/M*
b) Sólo con repetidas estancias en la altura se mejoran los fenómenos de adaptación del organismo.
c) De tres a cuatro días al principio del trabajo en altura se deben mantener la intensidad de la carga más baja. Las pausas deben ser suficientemente largas. Después todo debe ser igual que en zonas a N/M
d) La altura provocará mayor evaporación de líquidos y una mayor necesidad de consumo de glucógeno, pues la falta de O2 limita la lipólisis. Esto presupone mayor control de ingesta de líquidos y de hidratos de carbono
e) Sólo después de la segunda o tercera semana se habrán establecidas las adaptaciones esenciales. Entre 10 y 18 días se deben dedicar a buscar mayores efectos.
f) El entrenamiento en altura traerá cambios positivos y cambios negativos (ver tabla no. 1)
g) Un regreso a zonas a nivel del mar presupone un proceso de readaptación ( de 3 a 5 días), con posible disminución del rendimiento. Pasada esta fase se presupone haber conseguido un mayor nivel de resistencia que podrá ser mantenida unas 2 ó 3 semanas (se observan manifestaciones individuales)
h) El índice de incremento se enfoca más al rendimiento de resistencia, que a la resistencia aeróbica

* N/M: Nivel del Mar

2. El entrenamiento de la resistencia bajo condiciones con dificultades adicionales
Un mayor esfuerzo en la realización del entrenamiento trae como resultado un mayor efecto para la homeostasis.
Sin embargo no debemos olvidar que el nivel de dificultad no debe exceder el extremo, pues ello puede provocar reacciones fisiológicas con otras direcciones. Un ejemplo claro lo tenemos en el proceso de desarrollo de la resistencia aeróbica, donde la dificultad de las cargas (volumen e intensidad) puede convertirlo en un trabajo finalmente anaeróbico.
Es conocido el proceso de planificación de las cargas para la realización de este tipo de entrenamiento, sin embargo daremos algunas indicaciones:
1- Cargas adicionales (2-3% del peso corporal. 5% en condiciones aligeradas, planos inclinados, ruedas etc)
2- El factor metodológico de estas condiciones está garantizado por un incremento de la fuerza muscular funcional lo que equivale a un mayor efecto de captación de O2 máximo y de igual forma un incremento de la velocidad de desplazamiento en condiciones normales.

RQBOXINGINSTITUTE